El prestamista colombiano de puntos de venta ADDI obtiene 12,5 millones de dólares de Andreessen Horowitz

América Latina es la única región fuera de los EE.UU. donde la empresa de riesgo está invirtiendo rutinariamente capital, y acaba de hacer otro compromiso, duplicando su apoyo en las primeras etapas para el punto de venta de préstamos a las nuevas empresas ADDI.

Andreessen Horowitz

América Latina es la única región fuera de los Estados Unidos donde la empresa de riesgo está invirtiendo rutinariamente capital, y acaba de hacer otro compromiso, duplicando su apoyo en las primeras etapas para la startup de préstamos de punto de venta ADDI.

ADDI obtuvo 12,5 millones de dólares en nueva financiación en abril de este año, mientras la empresa busca expandir sus servicios de préstamos en línea.

Para el público americano, el corolario más cercano a lo que ADDI está tramando es probablemente Affirm, el prestamista de punto de venta que ha recaudado una gran cantidad de dinero y que ha recibido algunas críticas (válidas) por su modelo de negocio básico.

Al igual que Affirm, ADDI permite a sus prestatarios solicitar un crédito en el momento de la compra. La compañía compara su servicio con los planes de crédito que ya existen en Colombia, pero que implican requisitos bastante onerosos. El cofundador de la compañía, Santiago Suárez, y la socia general de Andreessen Horowitz, Angela Strange, comentaron cómo, en algunos casos, los compradores colombianos tienen que tener tres personas que avalen a un prestatario antes de que una tienda emita un crédito o acepte un plan de layaway.

La diferencia entre un préstamo ADDI – o cualquier otro préstamo – y el layaway es que un plan de pago a plazos no cobra intereses (e incluso con las cuotas que los planes de pago a plazos cobran, a menudo siguen siendo más baratos que la contratación de un préstamo).

Pero los productos financieros están llegando a los consumidores de América Latina, les guste o no a esos compradores, y en su mayor parte, parece que les gusta.

Históricamente, sólo la clientela más rica de América Latina recibió algo parecido a los tipos de productos financieros que están más disponibles en los Estados Unidos, según Strange. Y la inversión en ADDI es sólo una parte de la tesis de su firma para tratar de hacer más ampliamente disponibles los servicios en una región donde una transformación tecnológica está creando oportunidades sin precedentes para los desafíos.

Esa evaluación es lo que llevó a Santiago Suárez de vuelta a América Latina hace sólo dos años. Ex ejecutivo de Lending Club que anteriormente había trabajado como jefe de Desarrollo de Nuevos Productos y Servicios Emergentes en J.P. Morgan, Suárez vio el tremendo crecimiento que se estaba produciendo en América Latina y regresó a Colombia para ver si podía llevar algunos servicios muy necesarios a su país de origen.

Suárez se asoció con su amigo de la infancia, Elmer Ortega, que trabajaba como director de tecnología del fondo de cobertura local donde había trabajado anteriormente como comerciante de derivados antes de aprender a codificar.

Juntos, los dos hombres, que se conocían desde que tenían cinco años, se propusieron transformar la forma en que se ofrecía el crédito en las tiendas minoristas. Es una industria que Suárez conocía bien desde que sus padres eran dueños de tiendas.

“En los EE.UU. hay todos estos vacíos que las empresas de Fintech están llenando”, dice Suárez. “Pero los vacíos en América Latina son más grandes”.

Suárez y Ortega constituyeron la empresa en septiembre de 2018, más o menos al mismo tiempo que recaudaron 2,3 millones de dólares de la empresa de inversiones regionales, Monashees, Andreessen y Village Global . Luego recaudaron otros 1,5 millones de dólares en una ronda interna de financiación antes de cerrar la financiación más reciente.

La empresa ofrece préstamos a tasas de porcentaje anual que van del 19,99% al 28,90%. La compañía comenzó con una solución digital para minoristas tradicionales porque el 90% de la venta al por menor en Colombia todavía se realiza fuera de línea.

Aunque está en sus inicios, la compañía ya ha originado 10.000 prestatarios y normalmente presta unos 500 dólares desde que se lanzó el 22 de febrero, según Suárez. Se negó a comentar sobre la tasa de morosidad de la empresa en los préstamos.

Ahora con 40 empleados en plantilla, la empresa está buscando llevar su herramienta de préstamos a más comerciantes electrónicos y minoristas físicos, según Suárez. Y a pesar de la amenaza de la agitación política cíclica, Suárez dice que no hay mejor momento para invertir en Colombia.

“Es el país más estable fuera de Chile… Mucho más estable que Brasil, mucho más estable que Argentina y mucho más estable que México”, dice Suárez. “Lo que estamos viendo es más que una inestabilidad cíclica… esas cosas van más allá de eso. Nubank fue capaz de construir un negocio multimillonario en la peor crisis política y económica de la historia de Brasil. Creo que Colombia es un espacio increíblemente atractivo con una profunda reserva de talento”.

Jonathan Shieber


HyperNoir.

Post Anterior
Uber scraps US$40 million investment plans for Center of Excellence in Colombia

Uber descarta planes de inversión de US$40 millones para el Centro de Excelencia en Colombia

Siguiente Post

Google termina la instalación de su cable privado Curie, anuncia la sucursal de Panamá

Posts Relacionados