5 tips to help you contact journalists through social media
5 tips to help you contact journalists through social media

5 consejos para ayudarte a contactar con los periodistas a través de las redes sociales

0 Shares
0
0
0

Maddyness

Desde hace varios años, las relaciones públicas (¿o deberíamos llamarlo ahora influencers públicos?) ya no se limitan a las formas clásicas de contacto. Tradicionalmente, un secretario de prensa podía enviar innumerables llamadas y correos electrónicos en nombre de sus clientes. Hoy en día, es muy común salir en los medios de comunicación social para hacer el primer contacto con los periodistas y los influencers. Sin embargo, entre los muchos sitios de medios sociales que existen en la web, es difícil encontrar y decidir cuál es la mejor manera de contactar a los periodistas de acuerdo a sus perfiles. Aquí están algunas de las mejores maneras de hacerlo como un emprendedor novato

Aclarar quién eres

Recuerda que es muy probable que los periodistas con los que contactes no te conozcan. Ni a tí ni a tu negocio. Como regla general, es mejor que te presentes con tu propio nombre, y no con el de tu negocio. Al hacerlo, su mensaje será más personalizado. Presta mucha atención a tu biografía/introducción: tiene que explicar claramente tu papel en la empresa y en qué sector estás. En un abrir y cerrar de ojos, la persona con la que estás hablando tiene que entender quién eres y tener una idea de quién eres profesionalmente.

Aprende sobre la persona con la que estás contactando antes de contactar inicialmente

En cuanto a tu estrategia digital, no usarás los mismos medios sociales que tu vecino. De la misma manera, los periodistas, de acuerdo a su línea de negocio, no tendrán una cuenta en todas las mismas plataformas que sus colegas. Algunos serán muy activos en Instagram (generalmente periodistas que trabajan para los medios de comunicación) mientras que otros prefieren utilizar Twitter. No nos olvidemos de LinkedIn (así como Facebook porque algunos periodistas tienen perfiles públicos!).

Es importante conocer de antemano a la persona con la que se está contactando: ¿qué dice su biografía? ¿Su perfil es público o privado? ¿Qué tipo de mensajes comparten? ¿Cuándo fue su último mensaje? ¿Responden a comentarios o solicitudes? ¿Es posible enviarles un mensaje privado? ¿Pusieron su dirección de correo electrónico en su perfil? Cuanto más sepas de ellos, más específico, eficiente y relevante será tu primer mensaje.

Ten cuidado con la forma en que contactas con ellos, de acuerdo con los medios de comunicación social que utilizas.

Es cuestión de adaptarse. No usarás los mismos métodos de comunicación en cada sitio de medios sociales. Aquí hay varios consejos para mejorar su comunicación.

En Twitter: ¡no tienes muchas opciones! Como el número de caracteres es limitado, tu discurso debe ser preciso y hacer que la persona quiera responder. Explica claramente por qué te pones en contacto con ella, demuestra que la conoces y no tengas miedo de añadirle hashtags (sin usar demasiados). ¿Un ejemplo? “@Nombre, hola, ¿podemos hablar en DM, por favor? Asunto #polución #diesel para sugerirte un artículo para el 20 de marzo. ¡Gracias!” 
Variación: puedes contactarlos directamente con un DM si esta opción está activada en su cuenta.

En Facebook: hay varias opciones. O bien conoces bien al periodista y eres amigo en las redes sociales, lo que es útil para comenzar una relación, o el periodista tiene un perfil profesional en Facebook y comparte noticias, artículos y reportajes. Si es lo último, usa un tono profesional y lanza rápidamente tus palabras en un mensaje privado. No los sobrecargues con información! Una vez más, deben entender inmediatamente por qué los estás contactando. La ventaja de Facebook es que puedes ver si la otra persona ha leído tu mensaje o no.

En Instagram: normalmente los periodistas que puedes encontrar en Instagram trabajan con temas convencionales (mucho sobre el estilo de vida). Este sitio sólo te será útil si trabajas con este tipo de temas. Ten cuidado, una vez más, de estudiar el perfil antes de enviar un mensaje. Algunos periodistas sólo tienen una cuenta privada en Instagram y no aprecian que se les envíen mensajes por razones profesionales. Si es práctico, envía un mensaje privado y deja claro que te pones en contacto con ellos a través de Instagram porque sigues sus mensajes y piensas que les gustaría tu tema. Además, pregúntales si quieren seguir hablando en Instagram o por correo electrónico. Este contacto inicial le permitirá presentarse sin ser demasiado intrusivo.

En LinkedIn: esta es la plataforma profesional perfecta de medios sociales. Sin embargo, también podría ser un arma de doble filo porque pueden recibir fácilmente un montón de mensajes… Si todavía no están conectados, envía una invitación con un mensaje explicando brevemente tu objetivo al contactarlos y el beneficio que recibirían al formar parte de tu red. Si la persona acepta y responde aún mejor, sabrás que tu mensaje dio en el blanco y podrás empezar a conocerlos.

Intenta no hacer “contacto masivo”

Es importante entender que la personalización es clave Es mejor hacer mensajes privados, pero cuando los mensajes se envían públicamente, debes tratar de evitar una serie de mensajes!
Tomemos el ejemplo de Twitter: si quieres presentarte a varios periodistas que podrían estar interesados en tu información, no contactes con todos ellos uno tras otro, y especialmente no en el mismo mensaje. Limítate a contactar uno o dos por día (con varios tweets de por medio) para que tu muro no se llene de mensajes de solicitud. Tienes que saber cómo comunicarte con moderación.

Otro consejo: a los periodistas les gusta que les ofrezcas contenidos exclusivos, ¡lo cual tiene sentido! No dudes en proponerles un ángulo particular (que no hayas sugerido a nadie más) o incluso mejor, una historia exclusiva o un avance.

¿No hay respuesta? No insistas

Si no recibes una respuesta en un par de horas o días, no entres en pánico. Hay varias razones para ello: o la información no le interesaba al periodista y no querían hacer un seguimiento, o no vieron tu mensaje. O pudieron haber visto el mensaje pero lo dejaron de lado. Varios días (o semanas) más tarde, recuerda llegar a ellos de otras maneras, por ejemplo por correo electrónico o una llamada telefónica clásica.

Otra opción: si la persona te sigue en los medios sociales, continúa posteando regularmente sobre las noticias que están en su línea de medios. Podrías captar su atención indirectamente. Pase lo que pase, no los acoses: esta es la mejor manera de conseguir que te pongan en la lista negra.

Un último consejo antes de salir a recorrer el camino: en las relaciones públicas, debes ser paciente. Si el tema realmente le interesa a un periodista, ¡se pondrá en contacto contigo tarde o temprano!

You May Also Like