How to conduct useful market research
How to conduct useful market research

Cómo realizar estudios de mercado útiles

0 Shares
0
0
0

Maddyness

¿Demasiado tiempo? Aquí estan los puntos clave

  • Haz una lista de lo que quieres aprender sobre tu mercado
  • Define tus objetivos geográficos y demográficos
  • Formular preguntas claras, precisas y simples
  • Encuentra la mejor manera de alcanzar tus objetivos públicos
  • Presenta todas las respuestas que has recibido
  • Utiliza los resultados para afinar tu plan de acción

Defina sus objetivos

Antes de comenzar cualquier investigación de mercado, tu primera misión debería ser hacerte buenas preguntas como: “¿qué quiero averiguar?”, “¿qué tan bien podría mi mercado aceptar un nuevo producto o servicio?”, “¿cuáles son los hábitos de compra específicos de mi mercado?”, “¿a qué objetivo(s) quiero llegar?”, “¿qué aspectos del mercado me gustaría estudiar?”.

Antes que nada, debes determinar a qué mercado te quieres dirigir ajustando los parámetros geográficos o demográficos, así como los parámetros logísticos (hábitos de compra, ingresos medios, etc.). Cada pregunta que se haga ayudará a determinar lo que se quiere y lo que realmente se debe saber sobre el mercado, antes de centrarse en objetivos claros que se convertirán en el principio rector de la investigación de mercado.

“Cuanto más específica sea tu investigación, más valor tendrá para ti”

Establecer un presupuesto

También tendrás que elegir el costo de la investigación de mercado. ¿Quieres hacerlo tú mismo? No costaría mucho pero podría ser una tarea laboriosa. Si quieres ahorrar tiempo, puedes usar un consultor.

Sólo recuerda que al nombrar a alguien más, no podrás ser parte de cada paso de la investigación. Por otra parte, requeriría que establecieras la “base” construyendo los objetivos que te propones y las herramientas que hay que poner en marcha, además de comprender las implicaciones financieras que esto impone.

Ten en cuenta que existe una asistencia financiera y técnica para los emprendedores: redes de apoyo, ayuda de la Bolsa de Trabajo, formación (Cámaras de Comercio, escuelas de negocios, universidades, etc.), etc.

“Establecer una investigación de mercado por tu cuenta lleva tiempo, pero subcontratar la investigación de mercado requiere dinero”

Formula cuidadosamente tus preguntas

Ahora que tienes en mente los objetivos de tu investigación de mercado, estás listo para plantear tus preguntas y desarrollarlas. Necesitas encontrar un equilibrio entre las preguntas cuantitativas y cualitativas. Las preguntas cuantitativas requieren una respuesta con un número o algo que se pueda contar (como una escala del 1 al 10 sobre la eficiencia de un producto, por ejemplo). Las preguntas cualitativas requieren información que no puede medirse directamente en números (pidiendo sugerencias para mejorar un producto o servicio, por ejemplo). Hay que tener cuidado con este tipo de preguntas porque pueden hacer que quien esté haciendo la encuesta decida detenerse.

Sólo haz preguntas que sean relevantes para tus objetivos. Hacer preguntas mal formuladas puede dar lugar a respuestas ambiguas, lo que a su vez puede conducir a un mal análisis y a malas decisiones comerciales.

“Saber cómo hacer una pregunta es tan importante como la pregunta que estás haciendo”

Envía tu encuesta a un buen público

Una vez que sus preguntas estén listas, puedes decidir qué canal quieres usar para enviar tu encuesta y así llegar a tu público objetivo de la mejor manera posible: ¿en las plataformas de medios sociales? ¿En centros comerciales? ¿En la calle? ¿Por teléfono? ¿Por correo?

Si tu público objetivo es joven y activo, los correos electrónicos, los textos o los pop-ups en tu sitio web podrían ser una buena solución. Por otro lado, si el objetivo es mayor, utiliza diferentes canales como encuestas telefónicas o por correo. Sin embargo, los medios de comunicación social se utilizan cada vez con más frecuencia para evaluar el interés popular, cualquiera que sea la edad demográfica, y crea una excelente manera de hacer que tu público participe. Puedes publicar una breve encuesta para probar rápidamente tu hipótesis antes de crear un estudio más profundo.

Una vez que se haya elegido el método de circulación, es importante distribuir la encuesta a un grupo de muestra lo suficientemente grande como para dar una conclusión estadísticamente válida.

“El método de circulación que elijas determina la audiencia a la que puedes acceder”

Analiza tus resultados y toma algunas decisiones

Yay! ¡Tienes tus respuestas de la encuesta de vuelta! La parte más difícil, sin embargo, aún está por venir. En primer lugar, hay que registrar y compilar las respuestas, revisando los números de las respuestas cuantitativas y analizando las respuestas abiertas. Compilar tu información en un informe que resuma tus conclusiones, aunque sea sólo para ti.

Además, piense en sacar respuestas de mala calidad que podrían llevar a conclusiones falsas: respuestas que no tienen sentido, cuestionarios que se rellenaron mucho más rápido que la media, etc. Asegúrate de que las respuestas que recibes coinciden con tus objetivos!

Con estos datos, podrás empezar a tomar decisiones legales y ajustar tu producto o servicio para que responda mejor a lo que quiere tu público objetivo.

You May Also Like