Los físicos sólo almacenaron y transportaron la luz por sí misma

0 Shares
0
0
0

Empaca.

Un equipo de físicos alemanes se las arregló para empacar la luz y desempacarla a 1.2 milímetros de distancia, sin alterarla en el proceso.

Es un concepto simple, pero extremadamente difícil de llevar a cabo. Para hacerlo, el equipo de la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia (JGU) tuvo que enfriar los átomos de rubidio-87 hasta casi el cero absoluto.

“Almacenamos la luz poniéndola en una maleta por así decirlo, sólo que en nuestro caso la maleta estaba hecha de una nube de átomos fríos”, dijo en un comunicado Patrick Windpassinger, profesor de la JGU, líder de la investigación. “Movimos esta maleta a una corta distancia y luego sacamos la luz de nuevo”.

 

 

La comunicación cuántica

El experimento podría marcar el comienzo de una nueva era en la computación cuántica, porque en algunos sistemas el almacenamiento de datos requiere la captura y manipulación de la información cuántica transportada por la luz.

“Esto es muy interesante no sólo para la física en general, sino también para la comunicación cuántica, porque la luz no es muy fácil de ‘capturar’, y si quieres transportarla a otro lugar de forma controlada, normalmente acaba perdiéndose”, añadió.

Su experimento también demuestra que la luz sólo tuvo un “efecto menor en la coherencia del almacenamiento”, como escribe el equipo en un artículo publicado en la revista Physical Review Letters.

 

 

Memoria de la luz

La hazaña se basa en investigaciones anteriores en las que el mismo equipo logró transportar átomos fríos a lo largo de una “cinta transportadora óptica” producida por dos rayos láser.

El equipo espera que su investigación pueda algún día conducir al almacenamiento de memoria basada en la luz – “memorias ópticas de pista” – en las redes de comunicaciones cuánticas.

 

Más 

You May Also Like