La arriesgada apuesta de Tesla por el bitcoin

Nadie podría acusar a Elon Musk de tomar el camino conservador.

Nadie podría acusar a Elon Musk de tomar el camino conservador. En el momento en que pone a Tesla en una situación financiera sólida, decide invertir 1.500 millones de dólares de las reservas de efectivo de la empresa en Bitcoin, uno de los activos más volátiles que existen. Imagínese lo que haría si Tesla tuviera las reservas de efectivo de Apple, Microsoft o Alphabet.

Esas empresas, que tienen cada una entre 100.000 y 200.000 millones de dólares de reserva, tienen una visión ultraconservadora de dónde poner el dinero. Las tres afirman en sus documentos corporativos que su filosofía de inversión está orientada a preservar el capital y mantener la liquidez. Las tres distribuyen sus reservas de efectivo principalmente entre bonos corporativos, bonos del Estado, valores respaldados por hipotecas y certificados de depósito. Amazon y Facebook, que tienen un poco menos de reservas de efectivo, adoptan un enfoque similar.

Luego está Tesla, que ha revelado hoy en una presentación que ha actualizado su política de inversión para “proporcionarnos más flexibilidad para diversificar y maximizar el rendimiento de nuestro efectivo” que no es necesario para la liquidez operativa. Pensemos en esto. Tesla sólo tenía 19.400 millones de dólares en efectivo a 31 de diciembre, en su mayor parte resultado de la captación de capital el año pasado. Su negocio generó sólo 2.800 millones de dólares, después de los gastos de capital. Fabricar coches es un negocio que requiere mucho capital y, sin embargo, decidió invertir parte de sus reservas de efectivo en bitcoin. (Tesla dijo que también podría invertir en otros “activos de reserva alternativos”, como lingotes de oro).

Tal vez las otras grandes empresas tecnológicas, que tienen mucho más efectivo y negocios menos intensivos en capital, estén adoptando un enfoque demasiado conservador con su efectivo, especialmente en estos tiempos de bajos tipos de interés. Sin embargo, una cosa es cierta: Tesla está asumiendo un riesgo innecesario con la mísera cantidad de capital que tiene.

LOS PLANES DE APPLE PARA LOS COCHES

Hablando de cómo las empresas tecnológicas invierten su dinero, las conversaciones sobre el salto de Apple al mercado del automóvil han aumentado en las últimas semanas, gracias a la cobertura de Bloomberg y Reuters. Ahora sabemos con quién no está hablando Apple para asociarse: Hyundai o su filial Kia Motors Corp. Ambas empresas dijeron el lunes en las conclusiones regulatorias que no estaban en conversaciones con Apple, informaron varios medios. Hace un mes, Hyundai había dicho que estaba en conversaciones iniciales.

Asociarse con un fabricante de automóviles ya existente tiene mucho sentido, dadas las complejidades de fabricación, comercialización y distribución del mercado automovilístico. Esto no es como los iPhones. E incluso para Apple, la inversión necesaria para entrar en el mercado del automóvil es significativa, como ha demostrado Tesla. Lo importante ahora es con quién está hablando Apple.

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, UNA INDUSTRIA EN CRECIMIENTO

Mark Cuban es el último inversor que ha entrado en el mundo del podcasting, según The Verge, que ha informado de que está respaldando un nuevo tipo de plataforma de podcasting que “facilita la conversación en directo” llamada Fireside. Eso suena a Clubhouse, pero aún más a la televisión por cable o a la radio. En otras palabras, lo que es viejo vuelve a ser nuevo.

EN OTRAS NOTICIAS…

  • Las ganancias netas del Grupo SoftBank para el trimestre hasta diciembre se dispararon a 1,17 billones de yenes (11.000 millones de dólares), desde los 55.000 millones de yenes del año anterior, gracias a las ganancias de las inversiones en su Fondo Vision. Uno de los mayores contribuyentes fue DoorDash, cuya exitosa OPI en diciembre elevó el valor de la participación de SoftBank en la empresa, originalmente adquirida por 680 millones de dólares, a unos 9.000 millones de dólares.
  • TikTok está planeando un gran impulso en el comercio electrónico y la publicidad de afiliación. La aplicación, de propiedad china, permitirá a sus usuarios más populares compartir enlaces a productos y cobrar comisiones, una práctica habitual en otros sitios web, informó el Financial Times.
  • Twitter está estudiando la posibilidad de introducir una función que permita a los usuarios dar propinas a otros usuarios de Twitter que proporcionen contenido exclusivo, a cambio de una parte de la gratificación, según Bloomberg.
  • Electronic Arts va a adquirir el desarrollador de juegos para móviles Glu Mobile por 2.100 millones de dólares en efectivo


Martin Peers es el editor jefe de The Information, donde trabaja desde 2014. Anteriormente trabajó para The Wall Street Journal y Daily Variety, entre otras publicaciones.

Post Anterior

Los europeos decidiendo el futuro de la tecnología

Siguiente Post

La fórmula ganadora de Netflix: Recortar el gasto en publicidad sin perjudicar el crecimiento

Posts Relacionados